jueves, 26 de enero de 2012

SOY AMIGO DE CRISTO O DEL MUNDO?

 Dice la Biblia en Santiago 4:4 "Oh Almas Adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo se constituye en enemigo de Dios"
Una persona casada, sea hombre o mujer, si no le es fiel a su esposo(a) y esta con otra persona està cometiendo adulterio y si su pareja descubre esta situaciòn seguramente lo dejarà por esta causa y pasa a ser su enemigo y le pedirà el divorcio, cuya situaciòn es muy horrible para ambos, todo lo que se habia edificado se pierde, sus hijos no saben con quien se quedaràn, sus bienes deben repartirse, etc, etc. ya conocemos esa historia. Pero aqui el Señor nos està hablando de un adulterio espiritual. No “adulterio” físico, sino espiritual (Mat. 12:39); infidelidad a Dios . 
Dios es el marido de su pueblo (Isa. 54:5; Jer. 3:20; 2 Cor. 11:2; Efes. 5:26; Apoc. 19:7). Por eso, desobedecer a Dios es como quebrantar los votos del matrimonio.La amistad con el mundo no quiere decir la amistad con gente mundana. Cristo era amigo de pecadores, Luc. 7:34. Debemos ser amigos de mundanos para ganarles a Cristo.
 
En realidad la “amistad” prohibida es la amistad con los caminos del mundo, o sea, el pecado practicado por gente mundana.
Sant. 4:1, 2, conducta mundana: pleitos provocados por la rivalidad, la codicia, y la envidia. C. Rom. 8:7, 8 bien ilustra lo del mundo.
 
2 Tim. 4:10, “Demas me ha desamparado, amando este mundo”. La palabra “mundo” aquí significa “mundanalidad”, una vida dedicada a las cosas materiales y a los fines y propósitos de este mundo.
 
1 Jn. 2:15-17 define el “mundo” – los deseos de la carne, los deseos de los ojos, la vanagloria de la vida (por ej., vivir mundano para ser aceptado por gente mundana; seguir la moda, usar ropa deshonesta). Enamorados del mundo.
 
Mat. 6:24, es imposible servir a dos señores.
Romano 8:7-8: 7Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
 
No debemos ser enemigos de Dios. Cuando nosotros aceptamos a Jesús como salvador, el pasa a ser nuestro amigo y nos da las arras de la salvaciòn, que es su Espiritu y si permanecemos en El, El nos ayudará en nuestras debilidades, nos ayudarà a dejar el pecado. Pero debemos cada dia dejar la carnalidad, sujetar nuestras pasiones desordenadas, nuestro enamoramiento con el mundo, decimos que amamos a Dios, pero hacemos las mismas cosas que hacen los mundanos, por lo cual nos hacemos enemigos de Dios y horribles cosas es caer en el fuego de un Dios vivo. Muchos creemos que basta solo con recibir a Jesùs pero nuestra vida sigue con las mismas mañas y actitudes, con los mismos pecados. Si somos nueva criatura las cosas viejas pasaron dic ela biblia, texto muy conocido por todos los creyentes. 
Dejemos de estar enamorado del mundo que el mundo pasa pero el que hace la voluntad del Padre permanece para siempre. No debemos conformarnos con el mundo y decir: el mundo es asi yo no lo puedo cambiar y nos dejamos arrastrar por las corrientes por las mismas aguas de la mundanalidad y a veces preferimos los eventos sociales, ir a bailar, ir al cine, ver una "buena pelicula en la Tv", ver la novela, descansar nuestro cuerpo fatigado porque trabajamos mas de lo normal y preferimos todo esto que ir a un servicio en la iglesia, o de leer la biblia o orar, porque primero están nuestros idolos, y no hablo de idolos de madera, yeso, de metal, sino idolos: trabajar duro para tener mas dinero y acumular mas bienes materiales, la TV es otro idolo que nos embelecemos por ella, el internet como un vicio y hasta curiosear por paginas deshonestas y asi ponemos las cosas del mundo en primer lugar, por eso nuestras oraciones no son respondidas porque pedimos mal, porque lo que pedimos es para nuestros deleites y placeres y no para ayudar en la obra de Dios y convertimos en codicia, la cual es tambien idolatria. Ya basta que nosotros seamos amigos del mundo, seamos amigos de Cristo que fue quien pago el precio por nosotros, y con muerte de cruz, y resucitò para darnos vida eterna. Muchas veces no deseamos que venga Cristo porque estamos tan apegado a esta tierra que nos olvidamos de todo lo que nos tiene preparado El Señor en el Cielo, ya basta de nuestra ciudadania terrenal, busquemos la celestial la eterna, nuestra verdadera patria. Colosenses 3:1-4SI habéis pues resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado á la diestra de Dios.2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.3 Porque muertos sois, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
 
4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifestare, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Sant. 4:5 ¿O suponéis que en vano dice la Escritura: El Espíritu que Él hizo morar en nosotros nos anhela celosamente?

Dios, siendo marido celoso, no tolera ningún amor rival. El no comparte el corazón de nosotros con otro. Deut. 32:16, 21
Pidamos a Dios que nos ayude a ser sus amigos, y es urgente esto porque las puertas de la gracia està por cerrarse, el dia menos esperado aparece el Señor y no nos halle siendo sus enemigos y enamorados del mundo. Señor ayudanos a ser fieles y ser verdaderos amigos tuyos, no permita que seamos amigos de las cosas del mundo.
 
Meditemos en este camino, y revisemos si estamos en Cristo o estamos todavia como mundanos. Shalom, los pasos del Mesias ya están que se oyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HAS TU COMENTARIO SI DESEAS AQUI