sábado, 15 de enero de 2011

SOY UN SOLDADO DE CRISTO


Autor desconocido

Soy un soldado en la armada de Dios.
El Señor Jesucristo es mi Comandante en Jefe.
La Santa Biblia es mi código de conducta.
Fe, Oración, y la Palabra son mis armas de Guerra.
He sido enseñado por el Espíritu Santo, entrenado por la experiencia,
probado por la adversidad, probado por el fuego. 
Soy un voluntario en su armada, y estoy enlistado para la eternidad.
Seré o retirado de la armada o moriré en esta armada.                                Pero, no saldré de ella, no me venderé, no traicionare, ni seré presionado.   Soy leal, confiable, capaz y dependiente.
Si mi Dios me necesita, estaré ahí.
 
Soy un soldado.  No un bebé.
No necesito ser consentido, mimado, alimentado, reconocido, o alentado.
Soy un soldado. 
Nadie tiene que llamarme, recordarme, escribirme, visitarme, lisonjearme o tentarme.
 
Soy un soldado.  No un cobarde. 
Estoy en puesto, saludando a mi Rey, obedeciendo Sus órdenes,
exaltando Su nombre, y construyendo Su Reino!
Nadie tiene que enviarme flores, regalos, comida, tarjetas o donaciones.  
No necesito ser acurrucado, mecido, atendido o satisfecho. 
Estoy comprometido.  Mis Emociones no pueden ser tan dañadas como para hacerme devolver.
 
No puedo ser lo suficientemente desalentado como para hacerme a un lado.
No perdida suficiente para hacerme huir.
Cuando Jesús me llamó a su Armada, yo no tenía nada.
Si termino con nada,  saldré como quiera, ganando.
Mi Dios suplirá todas mis necesidades.  Soy más que vencedor. Siempre triunfaré. Puedo hacer todas las cosas a través de Cristo.  El Diablo no  puede vencerme.  La gente no puede desilusionarme.  El clima no puede fatigarme.  La enfermedad puede detenerme. Las batallas no me pueden atenuarme.  El dinero no puede comprarme.  Los gobiernos no pueden silenciarme, y el infierno no puede agarrarme!
Soy un soldado.
Aun la muerte no puede destruirme.                                                                      Para cuando mi Comandante me llame desde este campo de batalla,         El me promoverá a capitán.                                                                               
Soy un soldado, en la Armada, estoy marchando, proclamando la Victoria.  
No me rendiré. No me volveré. Soy un soldado, marchando destino al Cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HAS TU COMENTARIO SI DESEAS AQUI