jueves, 19 de noviembre de 2009

Y QUE DICE DIOS ACERCA DE ESTOS TIEMPOS

El Método de Dios de Advertir Dios está alertando a los creyentes del pronto retorno de Su Hijo a través de lo que se llama las "señales de los tiempos." Éstas son las profecías acerca de los eventos en el mundo y que se nos dice que debemos aguardar, las profecías que identificarán el tiempo del retorno del Señor. La Biblia está llena de estas señales. Hay aproximadamente 500 profecías en el Antiguo Testamento que se relacionan con la Segunda Venida del Mesías. En el Nuevo Testamento, uno de cada 25 versículos tienen que ver con el retorno de Jesús. En realidad, hay tantas señales que es difícil de abarcarlos a todos ellos. La mejor manera que he encontrado para hacer esto es ponerlos en distintas categorías. [Nota del editor: Aunque el autor describe varias categorías de señales, en este momento estamos incluyendo sólo el primero de tres.] 1) LAS SEÑALES DE SOCIEDAD Jesús dijo que la sociedad se pondrá cada vez más impía e inmoral al acercarse el tiempo para Su retorno. De hecho, Él dijo que llegaría a ser tan malo como lo era en los días de Noé (Mateo 24:12,37-39). Pablo presenta un cuadro escalofriante de la sociedad de los tiempos del fin en 2 Timoteo 3:1-5. Él dice se caracterizará por tres amores - el amor de ego (humanismo), el amor al dinero (materialismo), y el amor del placer (hedonismo). Él señala entonces que el pago de este estilo de vida carnal será lo que los filósofos llaman el nihilismo, es decir, una sociedad que se revuelca en la desesperación. Las mentes de hombres llegarán a ser depravadas (Romanos 1:28), y las personas llamarán a lo malo, bueno y a lo bueno, malo (Isaías 5:20). Estamos viendo estas profecías cumplidas delante de nuestros ojos hoy mientras observamos que nuestra sociedad rechaza su herencia cristiana y descendemos en un hoyo infernal de iniquidad, inmoralidad, y desesperación. Todavía peor, estamos exportando nuestro nihilismo alrededor del mundo a través de nuestras películas inmorales y violentas y programas de televisión. 2) LAS SEÑALES ESPIRITUALES Hay señales espirituales positivas y negativas que debemos esperar. Los negativos incluyen la aparición de falsos cristos y sus cultos (Mateo 24:5,11,24), la apostasía de la iglesia profesante (2 Tesalonicenses 2:3), un brote de Satanismo (1 Timoteo 4:1), y la persecución de los cristianos fieles (Mateo 24:9). Estas señales espirituales negativas empezaron a aparecer en la mitad del siglo XIX cuando las sectas cristianas empezaron a formarse, y después una gran variedad de grupos espiritualistas. La apostasía de las principales denominaciones cristianas empezó en la década de 1920 cuando la escuela alemana de la más alta crítica invadió los seminarios americanos y minó la autoridad de las Escrituras, enseñando que la Biblia es la búsqueda de Dios por parte del hombre en lugar de la revelación de Dios al hombre. Durante la década de 1960 el satanismo explotó en la escena norteamericana y desde entonces ha sido exportado al mundo a través de las películas americanas, libros, y programas de televisión. El trato con lo oculto ha llegado a ser común en la forma de la astrología, numerología, consultar la bola de cristal, meditación trascendental, canalización y la aparición del Movimiento Nueva Era con su enseñanza que el hombre es Dios. Como la sociedad se ha secularizado, el verdadero cristianismo llegado a estar bajo un ataque creciente. Los valores judeo-cristianos, en cierto tiempo el fundamento de la civilización occidental, son ahora objeto de una burla abierta. Las señales espirituales positivas incluyen la proclamación del Evangelio en todo el mundo (Mateo 24:14), un gran derramamiento del Espíritu Santo (Joel 2:28-32), e iluminación espiritual para entender las profecías que han sido "sellados" hasta los tiempos del fin (Daniel 12:4,9). Como sucede con las señales negativas, estamos viendo estas señales positivas cumplidas en nuestros días y tiempos. A través del uso de la tecnología moderna, el Evangelio se ha proclamado a lo largo de todo el mundo, y la Biblia se ha traducido en todos los principales idiomas. El gran derramamiento del Espíritu Santo de los tiempos del fin que fue profetizado por el profeta Joel también ha empezado. Joel lo llamó "la lluvia tardía" (Joel 2:23), y él dijo que ocurriría después del retorno de los judíos a su tierra. El estado de Israel se restableció en 1948. Desde ese tiempo, Dios ha ungido a los ministerios y movimientos que han impulsado la renovación en la adoración y han dado énfasis a la validez continuada de los dones del Espíritu. La aceleración en la comprensión de la profecía de la Biblia también ha ocurrido desde ese tiempo ya que los maestros y autores han abierto al entendimiento popular muchas profecías que habían estado "selladas" hasta los tiempos del fin (Daniel 12:4, 9). 3) LAS SEÑALES DE LA NATURALEZA Nos dicen que esperamos terremotos, hambre, pestilencia, y señales en los cielos (vea a Mateo 24:7 y Lucas 21:11). La categoría de las señales de la naturaleza es quizás la categoría menos respetada de las señales. Hay dos razones para esto, una que es conceptual, y la otra que es filosófica. El problema conceptual reside en el hecho que siempre existieron las señales de la naturaleza. Así que, cuando son confrontados con las señales profetizadas de la naturaleza, muchas personas se encogen de hombros y preguntan: "¿Qué tiene de nuevo? Siempre existieron los tornados, huracanes, y terremotos." Lo que pasan por alto es que Jesús dijo que estas señales serían como los "dolores de parto" (Mateo 24:8). Eso significa que aumentarán en frecuencia e intensidad cuanto más cerca estemos al retorno del Señor. Y eso es exactamente lo que parece que está sucediendo hoy. El problema filosófico que muchas personas tienen con las señales de la naturaleza es debido al hecho que hemos sido influenciados por el racionalismo científico occidental al creer que para que algo exista, tenemos que poder verlo, medirlo, pesarlo, y disecarlo. En contraste, la Biblia enseña que hay todo una esfera de lo sobrenatural que no puede ser percibido normalmente por los sentidos. Esta esfera incluye los ángeles, los demonios, y el funcionamiento del Espíritu Santo. También incluye de vez en cuando la intervención de Dios a través de las catástrofes naturales. Aunque muchas personas lo encuentran difícil de creer que Dios habla al mundo a través de las señales de la naturaleza, la Biblia enseña este principio de principio a fin. Dios y Señales de Naturaleza A veces Dios usa las señales de la naturaleza para subrayar la importancia de los eventos mayores. Así, en el nacimiento de Jesús, Dios puso una luz especial en los cielos. Cuando Jesús fue crucificado, la tierra experimentó tres horas de oscuridad y un enorme terremoto. Y la Biblia dice en asociación con el retorno de Jesús que el mundo experimentará el mayor terremoto de su historia (Apocalipsis 16:17-21). Más a menudo, Dios usa las señales de la naturaleza como juicios terapéuticos para llamar a las naciones al arrepentimiento. La Biblia y la historia dan fe del hecho que Dios tiene un modelo para tratar con las naciones. Para empezar, Él es el que establece las naciones, y Él es el que las tira abajo (Daniel 2:20-21). Cuando una nación se rebela contra Dios, Él responde primero levantando voces proféticas para llamar a la nación al arrepentimiento. Éstas no son las personas con conocimiento sobrenatural del futuro. Ellos tienen el don de discernimiento simplemente para ver donde una nación no está alcanzando la marca de Dios. Para decirlo de otra manera, ellos saben como aplicar las Escrituras a los eventos contemporáneos. Si una nación se niega a escuchar a las voces proféticas, Dios entonces enviará juicios terapéuticos. Éstos pueden tomar muchas formas. Deuteronomio 28 menciona el fracaso económico, la rebeldía de la juventud, una epidemia de divorcios, confusión en el gobierno, dominación extranjera, y la derrota militar. El capítulo también menciona las catástrofes naturales como la sequía, fracasos en la cosecha, y pestilencias. Finalmente, si una nación se lanza en contra de Dios y se obstina en contra de Sus llamados al arrepentimiento, se alcanzará el punto del no retorno - a menudo descrito como dice Jehová: "Incurable es tu quebrantamiento" (Nahum 3:19, Jeremías 30:12, y Miqueas 1:9). A esta altura, el Señor entregará a la nación del juicio a la destrucción. Esa destrucción puede ocurrir rápidamente – como con Babilonia y la Unión Soviética – o puede ocurrir gradualmente durante un período de tiempo, como con el Imperio romano.

1 comentario:

  1. Hermanos, nuestro Senor Jesu Cristo esta muy cerca, arrepintamonos de nuestros pecados para que seamos salvos. Aceptemos nuestro Senor Jesu Cristo como nuestro salvador, el nos esta mostrando las senales de Apocalipsis que estan por cumplirse, hacerquemonos mas a nuestro senor que Dios es amor asi aprenderemos amarnos unos a otros como a uno mismo. Dios nos ama hermanos. amen.

    ResponderEliminar

HAS TU COMENTARIO SI DESEAS AQUI